Actitud ejemplar

Esta serie de reflexiones tienen el propósito de ser completamente prácticas, de manera que, al terminar de leer esto, te sientas motivado a llevar esta enseñanza a la práctica, solo de esta forma es que sabré que este artículo habrá válido la pena.

Los seres humanos tendemos a imitar, porque es la manera más rápida para nosotros de aprender algo, por eso, cuando somos muy pequeños imitamos todo lo que vemos. A veces crecemos y seguimos haciéndolo, pero esa es otra historia.

Siempre se habla de seguir ejemplo de grandes líderes o sujetos que marcaron un antes y un después en la historia, personas que en una cualidad específica son un modelo y nos inspira a esforzarnos por destacar una cualidad similar.

No obstante, en esta ocasión quiero hacerte una invitación para que apliquemos este principio a la inversa. Es decir, que TÚ seas el ejemplo, y quiero fundamentar esto, con un mensaje que le dejo Pablo a la Iglesia de Filipos.

Le pido a Dios que ustedes se amen cada vez más, y que todo lo aprendan bien y lo juzguen correctamente, para que sepan cómo elegir lo mejor. Así, cuando Cristo vuelva, estarán sin pecado y nadie podrá acusarlos de nada. Porque, con la ayuda de Jesucristo, ustedes harán lo bueno, para que la gente alabe y honre a Dios.

Filipenses 1.9-11 (Traducción al Lenguaje Actual)

Pablo les hacía ver a los creyentes de Filipos que su ejemplo era muy, muy importante, y explicaba de que manera. Primeramente demostrando amor al prójimo, esto abarca varios sentidos, desde ser cortes, hablar con amabilidad o amistosos, hasta no ser hipócrita o crítico; todo ello es una prueba honesta de amor por el prójimo.

Jesús decía que de esa manera, (amándose los unos a los otros) las personas conocerían que eran sus discípulos (Juan 13.35); el amor es parte indispensable en la vida del creyente.

Por otro lado, les invitaba a tener un buen juicio, con esto no se refiere a escoger bien según nuestros pensamientos, se refiere a tener un criterio basado en la justicia de Dios, nuestro criterio es subjetivo, el de Dios es imparcial y justo.

Posteriormente Pablo justifica todo aquello diciendo que de esa manera, las personas no tendrán de que acusarlos. Es triste ver como la sociedad no califica exactamente a los cristianos por ser amorosos y bondadosos; sino por otro tipo de cosas que no son ejemplares.

Con esto, no quiero decir que todos los cristianos seamos así, pero debemos hacer una auto crítica y darnos cuenta que el mundo debe ver en nosotros a Cristo reflejado, más que llamar la atención por tener una buena música, mercadotecnia y predicadores (todo eso son buenas herramientas), lo verdaderamente importante, es que la gente vea una actitud ejemplar e irreprochable como veían a los discípulos.

Tampoco me refiero a que debamos caer bien a la sociedad, eso sería ignorar lo que la misma palabra nos advierte, no obstante, mi mensaje va en el sentido, de que nuestra manera de vivir debe ser acorde a lo que marca la palabra de Dios, un amor intenso por el prójimo y una justicia marcada por las verdades escriturales.

Finalmente, para lograr esto, Pablo dice que es a través del poder de Dios que lo lograremos, no con nuestras fuerzas, es a través del poder de Dios en nuestras vidas. Si es posible ser ejemplo, si nos sometemos a la palabra de Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: