Oración matutina

¿Tienes el hábito de orar cada mañana? Cualquiera que sea tu respuesta, yo espero que a través de este mensaje veas que oportuno es hacerlo cada día.

El Rey David es conocido como el mejor Rey del pueblo de Israel, en su gobierno se lograron vencer a otros reinos, el pueblo vio gran prosperidad, y él mismo fue muy amado por todo su pueblo. Pero algo que dice la Biblia constatemente era que, era un “hombre conforme al corazón de Jehová“.

¿Cómo se puede ser un hombre conforme al corazón de Jehová? Respuestas hay muchas, pero algo en donde claramente podemos ver el tipo de relación que tenía el Rey David con Dios es en sus cánticos y oraciones.

El libro de los Salmos, está lleno de muchos de los mejores cantos que el Rey David escribió para Dios, pero uno en especial, refleja lo que bien podría ser, la oración matutina de David.

Dios mío, te estoy llamando: ¡Préstame atención y ven pronto en mi ayuda!
¡Recibe mi oración como una ofrenda de incienso!
¡A ti elevo mis manos como una ofrenda en la tarde!

Dios mío, ¡no me dejes decir ni una sola tontería!
¡No me dejes tener malos pensamientos, ni cometer maldad alguna!
¡No me dejes tomar parte en fiestas de gente malvada!

Considero una muestra de amor que una persona honrada
me regañe o me golpee; para mí, sus reprensiones son como fino perfume.

Dios mío, yo siempre te pido que castigues a los malvados.
Cuando los gobernantes malvados acaben en la ruina,
se acordarán de mis palabras y sabrán que les hablé con dulzura.
Entonces la gente dirá:
«Sus huesos han quedado esparcidos por el suelo».

Por mi parte, Dios mío, de ti dependo, y en ti busco refugio.
¡No dejes que me maten! ¡Líbrame de las trampas que esos malvados me tienden!
¡Haz que sean ellos mismos los que caigan en sus redes! Pero a mí, ¡ponme a salvo!

Salmo 141 (Traducción al Lenguaje Actual)

Primeramente David comienza reconociendo que necesita la ayuda de Dios, a pesar de ser el Rey (en su tiempo) más poderoso y con un respecto invaluable delante de quienes lo conocían, él mantenía perfectamente los pies en la tierra, y reconocía la necesidad del socorro de Dios en su vida.

Posteriormente le pide que reciba su oración con una ofrenda de incienso, en ese tiempo el incienso representaba algo especial, con lo que se podía retocar o hacer ver aún mejor la ofrenda que antiguamente el pueblo le ofrecía a Jehová. Esto lo podemos encontrar en Levítico.

Por otro lado, y donde debemos hacer especial énfasis es la petición sincera de David en los versículos posteriores, “no me dejes decir una sola tontería”, no me dejes tener malos pensamientos”, en fin, peticiones del Rey David, que reflejan en su corazón humildad por reconocer que hay áreas de su vida donde no puede solo, donde debe mejorar.

Un excelente ejemplo que podemos imitar, con respecto a nuestras oraciones; dejando a un lado que, por el hecho de ser cristianos, “todo lo que hacemos esta bien“, que ya no nos falta nada, cuando es importante reconocer que necesitamos todos los días de Dios. El Apóstol Pablo decía “no es que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto” (Filipenses 3.12). Necesitamos darnos cuenta que nuestra vida necesita todos los días ser perfeccionada por Dios.

No importa cuanto tiempo tengamos de haber aceptado a Cristo en nuestras vidas, necesitamos por igual a Dios en nuestras vidas, necesitamos cada día renovarnos en Él. Ese era uno de los secretos del Rey David para “estar conforme al corazón de Jehová“, reconocer todos los días la necesidad de que Dios nos debe renovar cada día.

Finalmente, termina su cántico pidiendo protección, pero primeramente reconociendo su dependencia de Dios. Un ejemplo de oración sincera y humilde. Este no es un modelo de oración, sin embargo, a través de ella podemos ver la actitud de David ante Dios; el corazón con el que alababa a Dios. Esta actitud es la que debe estar presente en nosotros todos los días. ¿Quieres comenzar esta mañana pidiéndole a Dios que este presente en tu vida?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: