Misericordia

Cuando consideramos en ayudar a alguien, siempre sale a nuestra mente nuestros amigos o familiares en cosas sencillas, como si de alguna manera ayudarlos a ellos fuera tanto, hasta el punto de ganarnos un premio nobel. Sin embargo, aunque eso es bueno, es algo que cualquiera haría, después de todo, tanto nuestros amigos, como nuestra familia son seres que apreciamos mucho y con los que pasamos mucho tiempo, por lo cual, nuestro corazón tiende a ser bondadoso con ellos.

Sin embargo, ¿cuándo fue la última vez que pensaste en las personas que viven literalmente en las calles? o la gente que vive al día, vendiendo cosas o personas de escasos recursos materiales, no se cual sea tu respuesta, pero sabes a que me refiero, es tiempo de pensar en ellos. La Biblia dice:

Ustedes deben ser compasivos con todas las personas, así como Dios, su Padre, es compasivo con todos.

Lucas 6.36 (Traducción al Lenguaje Actual)

Así como Dios te ha bendecido con una computadora e Internet y por lo cuál me estas leyendo en estos momentos, así nosotros debemos extender nuestra misericordia hacia las personas, obviamente nunca igualaremos a lo que Dios Padre hace por nosotros, sin embargo, podemos empezar por algo, por muy sencillo que sea.

Por otra parte, la Biblia dice lo siguiente:

No hagan nada por orgullo o sólo por pelear. Al contrario, hagan todo con humildad, y vean a los demás como mejores a ustedes mismos. Nadie busque el bien sólo para sí mismo, sino para todos.

Filipenses 2.3-4 (Traducción al Lenguaje Actual)

Dios no nos invita a ser bondadosos para que todos lo sepan, ese no es el propósito, que todos nos reconozcan la tan honrada labor, mas bien, hagámozlo por amor a hacerlo. Ojalá todos los que dieran ayuda humanitaria aparecieran en televisión, todos los que donan grandes sumas de dinero a caridad fueran portada de revista, o aquellos que van a alimentar a gente necesidad fueran populares, la triste realidad es que no es así.

Sin embargo, debemos estar consientes que no es para eso, por lo que debemos ser misericordiosos con la gente. Pensemos en la gente, por último la Biblia nos dice:

Por eso, tenemos que pensar en el bien de los demás, y no sólo en nosotros mismos.

1 Corintios 10.24 (Traducción al Lenguaje Actual)

Dejemos de pensar un poco en el próximo celular que nos vamos a comprar, o en estrenar una computadora o comer en un restaurante caro para el aniversario con la pareja; y comencemos a ver a quienes gritan por un bocado en su boca, para quienes todos los días sufren injusticias y no tienen quien les ayude, a quienes necesitan compasión, amor y misericordia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: