9 Dones Espirituales

Una vez que el creyente decide entregar su vida al servicio de Dios, es capacitado desde diferentes directrices, una de ellas es través de los dones espirituales, los cuáles no son habilidades personales y exclusivas de quienes las poseen, sino que son dones que el Espíritu Santo otorga de acuerdo a su voluntad en los hijos de Dios. Es decir, no depende para nada del cristiano, es absolutamente por el poder de Dios.

Por lo cuál, los dones llevan el único fin de cumplir el propósito de Dios, que es, acercar más almas para Cristo. No pueden y tampoco deben usarse para beneficio personal. Es fundamental entender esto, porque existe la creencia que quien los posee, merece un trato especial, como si fuera una especie de “ente celestial en la tierra”. Nada más alejado de la realidad, porque, contrario a las habilidades y habilidades que son innatas, los dones espirituales son dados por el Espíritu Santo, pero quien hace todo es Él, no quien posee el don.

La Biblia muestra, cuáles son, los cuáles, desarrollo a continuación:

Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguasPero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

1 Corintios 12. 8 – 11

9 Dones Espirituales Infografico-01.jpg

  • PALABRA DE SABIDURÍA. La sabiduría se refiere al conocimiento que se emplea en la vida cotidiana, es decir, aquel que no solamente sabe, también lo pone en práctica. Por lo cuál, este don se refiere a aquellos que saben aconsejar pero además llevan por obra lo que dicen.
  • PALABRA DE CIENCIA. Se refiere a aquellos que tienen el don de conocer y entender a profundidad información, sobre la palabra de Dios o una ciencia complementaria. Este tipo de conocimiento es útil para enriquecer la predicación.
  • FE. Es cierto que todos debemos tener fe, porque sin ella, simplemente no podemos agradar a Dios, no obstante, hay quienes poseen una fe, fuera de lo común, un don que sin duda, rebasa todo conocimiento natural y por lo tanto, necesita ser dado por el Espíritu.
  • SANIDAD. Quien posee el don de sanidad, no es el responsable de que las personas se curen, es solo instrumento. Por lo cuál, el enfermo no  debe tener fe en quien tiene el don, debe creer en el verdadero sanador.
  • MILAGROS. Es un don que reta a lo extraordinario, que lleva a hechos sorprendentes que no tienen una explicación lógica o científica, y por lo tanto rebasa las capacidades humanas. Al igual que con el don de sanidad, quien hace el milagro es Dios, por lo que, la persona solo es el instrumento por el cual ocurre.
  • PROFECÍA. La profecía no es juicio, tampoco tiene que referirse únicamente a declarar cosas negativas. No obstante, se debe tener mucho cuidado, que quien profetice no contradiga la palabra de Dios, además de que, no agregue cosas a lo que Dios está diciendo mediante él. La profecía anticipa hechos futuros o da una palabra que Dios desea comunicar a su pueblo.
  • DISCERNIMIENTO DE ESPÍRITUS. Quien posee este don, tiene la capacidad de reconocer entre un espíritu que es santo y otro que es demoníaco, él a través del Espíritu Santo, reconoce tanto en las personas como en el ambiente, el espíritu que mora.
  • LENGUAS. Se refiere a la capacidad que tiene el creyente de ministrar o alabar a Dios con diversos idiomas, todos guiados por el Espíritu Santo, puede ser idiomas comunes o un lenguaje espiritual. Pero es importante destacar que quien tiene este don, no lo ocupa cuando desea, viene cuando el Espíritu se lo da.
  • INTERPRETACIÓN DE LENGUAS. Aunque las lenguas son un acto en donde se esta plenamente consciente, es difícil que quien las dice comprenda lo que habla, es por ello, que Dios le revela a través de un don, lo que la persona que habla en lenguas dice.

 

Todos estos dones son indispensables en el servicio a Dios, y son de uso exclusivo para ello. Por otro lado, nadie puede decidir cuando usarlos, solo el Espíritu Santo, determina el momento apropiado. Pidamos a Dios sabiduría para ocupar sus dones en el servicio.

Anuncios

2 Comments

Add yours →

  1. Amen debemos recordar que el Senor JesuCristo dejo dicho en su Palabra que sin el nada podiamos hacer.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: