4 hábitos de un hijo de Dios

De acuerdo a un estudio británico, se demostró que hacen falta 66 días para que se cree un hábito y pueda mantenerse durante años. Así que, si quieres tener el hábito de estudiar, deberías comenzar hoy tu jornada de 66 días para que seas una persona estudiosa.

Todos tenemos hábitos, algunos más buenos que otros, pero al fin y al cabo son hábitos que nos acompañan durante gran parte de nuestra vida, algunos los mantenemos durante toda la vida.

Tengas hábitos buenos o malos, hay 4 hábitos que todo hijo de Dios debe tener en su vida. Probablemente, sean 4 acciones que lleve a cabo en su vida de vez en cuando, pero con hábito me refiero a que lo realice de manera rutinaria y sea una acción que no le cueste trabajo realizar, porque ya tiene la costumbre de hacerlo.

4 habitos de hijo de Dios Infografico-01.jpg

  • LEER LA BIBLIA. Sé que no todos tenemos el hábito de si quiera leer, la estadísticas de lectura en latino américa son muy bajas, no obstante, debemos cambiar esa tendencia, leyendo uno de los libros más profundos y completos que existe. La biblia no es solo una estupenda oportunidad de sumergirte en el hábito de la lectura, es también una extraordinaria oportunidad de conocer lo que Dios desea para tu vida.

Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;  y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Juan 8. 31 – 32

  • ORAR. Debemos reconocer que sí a los cristianos se nos dificulta más orar que leer la Biblia fuera de la iglesia; desconozco la razón, pero la prueba está en la escasa asistencia en reuniones de oración. Orar es una oportunidad irrepetible de mantener una comunión profunda con Dios, si anhelas conocer a Dios, debes tener una disciplina para la oración.

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.

Juan 15. 7 – 8

  • DIEZMAR. No se por qué, pero recientemente ha sido tema de polémica, si diezmar aplicar para estos tiempos o no; aunque la Biblia es clara en ese punto, hay quienes insisten en discutir el asunto. Sin embargo, respeto la opinión de quienes deciden no hacerlo, pero yo prefiero hacerlo, porque es una bendición para mi vida si lo hago, y un excelente ejercicio para mantener controlada mi economía.

Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados, para que aprendas a temer a Jehová tu Dios todos los días.

Deuteronomio 14.23

  • TENER COMPAÑERISMO CON SUS SEMEJANTES. No seas un ser individualista que “tiene un ministerio solitario” para nada, ¡eso no es bíblico! El compañerismo es sinónimo de un hijo de Dios, crearte el hábito de hacer amistades es complemento de una sana vida cristiana. Sí, estoy seguro que no a todos le vas a caer bien, pero siempre debe estar en ti, tener una actitud de amor hacia tu prójimo.

En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

Juan 13. 35

Si mantienes estos 4 hábitos en tu vida, no habrá necesidad de que te confieses a ti mismo que eres un hijo de Dios, la gente lo va a notar; además de que estos hábitos, mejorarán tu vida significativamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: