3 palabras impronunciables

De acuerdo a un estudio, las 3 palabras más difíciles de pronunciar son las siguientes (atentos al dato):

  • DESOXIRRIBONUCLEICO
  • ESTERNOCLEIDOMASTOIDEO
  • PERDÓN

Las primeras dos palabras son hasta difíciles de escribir (tuve que usar el autocorrector para verificar si estaban bien); pero ¿por qué la palabra perdón? ¿La has pronunciado alguna vez? Quizá si, pero no es muy común, porque es casi la palabra imposible.

Pero ¿qué daño tiene no perdonar? después de todo, se lo merece ¿no? todo mi odio y desprecio, esa persona que me hizo tanto daño, seguramente tiene un cargo de conciencia enorme que no lo deja dormir, porque mi dolor es inmenso y a través de mi rencor, esa persona sufre; en la noche la jalan las patas, provoca que el chofer de autobús le de mal el cambio y que siempre llegue tarde a sus compromisos …

Por supuesto que esto no es así, lo curioso es que cuando hacemos algo mal, lastimamos a una persona, lo primero que queremos hacer es que nos perdone, inclusive sentimos que merecemos ser perdonados, después de todo, aceptamos nuestra falta, aunque en ocasiones no es tan sencillo.

Respecto al perdón, Jesús dijo lo siguiente:

Mateo 6.14-01

Quizá no lo vemos como una obligación, pero si un derecho, cuando se trata de nosotros, queremos que TODOS nos perdonen, porque “somos humanos y siempre fallamos”, pero ¿puedes tú perdonar? Recuerda la Regla de Oro, esa misma regla aplica con Dios, no porque de alguna manera podamos actuar recíprocamente con Dios a través de nuestras acciones, es imposible, Dios siempre nos va a superar, no obstante, para pedir perdón, primero debes perdonar.

Toma en cuenta que es mucho más probable que solicitemos el perdón de Dios, que nosotros perdonemos a alguien; por ello es muy sabio perdonar. A veces, cuando estamos en la interrogante de si perdonar o no a la persona, vemos en ella la falta que hizo y por ello nos cuesta más trabajo, sin embargo, estas palabras de Jesús, nos invitan a ver la misericordia de Dios, puesta en acción, a través de nosotros mismos.

Recuerda además, que el perdón es un fruto de un hijo de Dios, si crees en Dios y le buscas, perdonar debe ser una virtud en tu vida. Nosotros no podemos medir a las personas y determinar si merece o no perdón, porque delante de Dios, ninguno es justo, solo a través de su infinita misericordia es que nos perdona.

Por otro lado, si tú no eres creyente, toma en cuenta que el perdón es un beneficio hacia ti mismo, no es un favor hacia el agresor, recuerda que “El perdón es una virtud de los valientes” (Indira Gandhi).  Perdonar es la oportunidad de demostrar que eres una mejor persona. Haz la prueba, atrévete a perdonar y notarás los buenos frutos en tu vida, y podrás además, recibir el perdón de Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: