¿Por qué obedecer a Dios?

¿Te has hecho esa pregunta alguna vez? Yo creo que todos los que hemos crecido en una iglesia o tenido familiares religiosos muy influyentes, tuvimos la oportunidad de escuchar la frase: “obedece a Dios”. Lo curioso es que casi nadie se tomó la molestia de explicarnos ¿por qué hacerlo?

Para encontrar la respuesta, debemos empezar por el origen de esta expresión, la cuál la podemos encontrar en la Biblia, en donde continuamente se nos invita a todos a hacerlo.

No obstante, citaré un momento clave de la historia, donde está hablando Jesús, uno de los personajes clave de la Biblia, después de terminar su discurso en medio de todos sus oyentes y en pocas palabras resumir su predicación dice lo siguiente:

Si obedecen todo lo que yo les he mandado, los amaré siempre, así como mi Padre me ama, porque yo lo obedezco en todo.

»Les digo todo esto para que sean tan felices como yo.

Juan 15. 10, 11 (Traducción al Lenguaje Actual)

Aquí Jesús nos está diciendo muchas cosas en tan poquitas palabras, para empezar, nos habla del primer beneficio de obedecer a Dios, que Él nos ame, está parte nos debe resultar importante, porque Jesús es Dios y eso de entrada representa un cambio importante en nuestras vidas. Sin embargo, inmediatamente después, Jesús da su punto de vista humanista, es decir, un beneficio tangible y que puede resultar para el hombre más fácil de entender en primeros términos.

“Les digo todo esto para que sean tan felices como yo”. Jesús entendía que probablemente muchos a su alrededor no comprendían lo trascendental que era decir: “Dios te amará siempre”. Por ello dijo lo siguiente, ser felices, es el propósito del amor de Dios, para eso, depende mucho que le obedezcamos, después de todo, por algo establece reglas y mandamientos, que son realmente una guía para vivir bien.

Obedecer a Dios no es una manera de vivir esclavos de alguien, privados de nuestro libertad y autonomía, nosotros somos libres, pero los mandamientos de Dios, existen para que podamos identificar entre lo que nos conviene y no, por supuesto que habrá quien argumente que eso es mentira y que obedecer a Dios es condenarse a una vida de aburrimiento.

Sin embargo, uno puede vivir obedeciendo a Dios y ser feliz, Jesús lo fue, y él no era aburrido, la prueba está en que estuvo rodeado de muchos amigos, además fue admirado y respetado, algo muy difícil para una persona aburrida.

En resumen, puedes ser feliz si obedeces a Dios, la mejor recompensa que ser amados por Él; está es la razón por la que debemos obedecer a Dios y además un secreto a voces, de cómo podemos ser felices. ¿Qué esperas tú para comenzar a ser FELIZ?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: